08 junio 2006

Reflexión en las aulas

Hoy ha ocurrido algo en clase que me ha dado mucho que pensar.

A un compañero curioso le dio por preguntar el formato del exámen, acerca del tipo de preguntas que pondrían. A esto el profesor no solo no le aclaró la duda sino que le dijo que saber eso sería una ventaja adicional en comparación con el resto de alumnos no presentes y fue más allá y dijo algo como: "¿Acaso ustedes estudian según como sean las preguntas del exámen?"
Ante esta respuesta, que dicho sea pasó un poco desapercibida ante el revuelo de la gente al escuchar la primera parte, me quedé un poco pensativo.

Ahora, después de madurar cuál sería mi respuesta, sigo pensando lo mismo: Sí, estudiamos según el tipo del exámen.
Las razones son varias como la optimización del esfuerzo a la hora de estudiar ya que tenemos varias asignaturas (y campos muy diversos) a las que repartir nuestro poder intelectual, además la preparación es distinta puesto que el enfoque de cara al exámen es más orientativo, etc.

¿Que no les gusta mi respuesta? Pues entonces permítanme que haga la siguiente reflexión:
¿Acaso es lícito que se nos valoren los conocimientos acerca de toda una materia por el resultado de una prueba de 3 horas de duración, en un día y a una hora que a lo mejor no son lo más adecuadas para cierto individuo y con unas preguntas que pueden no representar toda la materia?
Cualquiera puede ser bueno en una asignatura y tener un mal día o que las preguntas de ese examen en concreto se le atraviesen,etc. Por el contrario también puede haber alguno que no sabe casi nada de la asignatura y "cuadrarle" el exámen.

Por lo que a mi me concierne, el método de evaluación a través de un exámen no debería jugar un papel tan representativo a la hora de calificar los conocimientos adquiridos por el alumno así que no entiendo ese halo de misterio a la pregunta de mi compañero. El conocimiento se demuestra en el día a día de toda la vida, así me lo aprendí yo...

2 Comments:

At 12:11 p. m., Anonymous pepoto said...

Pasa lo de siempre. No nos gusta lo que tenemos. Casualmente el otro día tuve una conversación acerca de esto. En mi universidad (en Barcelona) los alumnos tenemos que ponernos en grupos de 6 y por cada tema que el profesor expone en clase hay que hacer una wiki con la información, entendiendo que la clase no es toda la materia y que por tanto hay que rellenar datos en nuestras casas. Aparte de esto hay que hacer las prácticas semanales de la asignatura y con el mismo grupo contestar a todos los problemas que hay en la relación de problemas (unos 90 a lo largo del curso).
Y por si fuera poco, hay que hacer una ampliación del temario con un tema que te interese y un trabajo de campo a tu elección de cualquier punto del temario aplicado al mundo real.

Después el profesor nos hace un pequeño examen que cuenta para el 20% de la nota total de la asignatura.

Supongo que no te sorprenderá que sean muy pocos los que llevan el trabajo de curso al día y muchos, como un 90% los que lo dejan todo para el final.Como comprenderás la cantidad de trabajo es espectacular incluso para los que llevamos la asignatura al día. Eso sí el que ha trabajado a lo largo del año aprobará independientemente de lo que haga en el examen pero desde luego no creo que se trabaje menos que preparándote un exámen las dos semanas antes del mismo. También tengo clara una cosa: si todas mis asignaturas fueran así, cada año tan solo podrí aprobar dos.

Existe una realidad: Los profesores tienen que evaluarnos y ninguna medida nos parece buena. Aquí se propuso una opción, la de trabajar todo el año para evitar que "por un día malo en un exámen de dos horas tires el curso". Posiblemente sea más justo, pero desde luego no conozco a nadie que prefiera este sistema al de los exámenes. Te invito a que propongas un nuevo método y que se lo propongas a tus profesores. Eso sí, después no se quejen.

 
At 4:10 p. m., Blogger Overcito said...

Yo estoy de acuerdo con lo de pepoto, es bastante difícil encontrar algún tipo de baremo para medir cuando una persona domina la asignatura para aprobar o no, lo de que te pongan un solo exámen no es justo, tampoco veo muy justo trabajar todos los días.

Bueno es bastante difícil evaluar objetivamente a 100 personas y más si a veces tienes profesores que demuestran muy poco interés y se quitan toda responsabilidad poniendo directamente un exámen final, y te dice que da igual que vayas por clase (cuanta menos gente haya en clase más tranquilo da él las lecciones...)

En el sistema americano sí se que se cuenta bastante la asistencia, interés y el esfuerzo puesto, aparte de el trabajo en clase... pero ... no sé si tenemos la mentalidad como para implantarlo en España.

 

Publicar un comentario

<< Home